Marbella Translators
Como elegir a un traductor profesional

¿Cómo elegir a un traductor profesional?

14 de julio de 2022

La traducción es un trabajo que exige un conocimiento profundo, no solamente del idioma, sino de toda una cultura.

Consejos para elegir a un traductor profesional

Nuestro primer consejo para elegir a un traductor profesional es que sea nativo en el idioma hacia el que traduce y, si es posible, que además viva en el país de su lengua materna. El conocimiento de la evolución de la lengua y de la cultura de un país es imprescindible para un traductor profesional.

También es importantísimo que el traductor elegido esté especializado en el tema a traducir, ningún traductor tiene la capacidad para traducir todo tipo de textos.

No es lo mismo un traductor jurado, un traductor médico o un traductor especializado en gastronomía.

Otro detalle es que necesitamos conocer la titulación profesional de nuestro traductor.  No es suficiente con conocer un idioma, el traductor elegido debe de poseer la titulación o cualificación correspondiente, así como una probada experiencia profesional, tal y como exige la normativa europea.

El tiempo es un factor muy importante que puede jugarnos una mala pasada si no respetamos el número de palabras que un traductor profesional puede traducir al día. Si el volumen de palabras es muy grande y hay que entregar la traducción en un plazo de tiempo limitado, es muy conveniente crear un equipo de traducción.

Confiar la traducción a una agencia de traductores profesionales

En este caso, nuestro consejo es confiar dicho trabajo a una agencia de traducción para crear y coordinar el equipo de traductores.

Una vez que hemos seleccionado al traductor idóneo es muy importante que sepamos respetar su tarifa de traducción. Seleccionar a un traductor por su tarifa es un terrible error que normalmente se paga muy caro.  Los profesionales del sector trabajan sin descanso y conocen las tarifas del mercado, es importante esa confianza por parte del cliente.   Las empresas que ofrecen servicios de traducción a precios reducidos para atraer clientes, sin especificar que esas traducciones no las realizan profesionales experimentados, menosprecian el trabajo de todos los profesionales de su sector.

Esta es una práctica que nunca debemos de fomentar, además de que nos hacemos un flaco favor si le damos más importancia al precio que a la calidad de un servicio.

Por último, también es importante a la hora de seleccionar a un buen traductor, que tengamos con él una buena comunicación.

Que la persona o empresa responda rápido, que comprenda tus necesidades, resuelva tus dudas y sea eficiente en la gestión de tu proyecto es también una parte importantísima y definitiva que te hará repetir la experiencia si ha sido buena.